Richard Stallman. “Por una sociedad digital libre”

Existen muchas amenazas a la libertad en la sociedad digital, tales como la vigilancia masiva, la censura, las esposas digitales, el software privativo que controla a los usuarios y la guerra contra la práctica de compartir. El uso de los servicios web presenta otras amenazas a la libertad de los usuarios.

Por otra parte, no contamos con ningún derecho concreto para hacer nada en internet, todas nuestras actividades en línea son precarias y podremos continuar con ellas siempre y cuando las empresas deseen cooperar.

El fundador del movimiento de Software Libre, Richard Stallman, ha defendido hace unos días en Cáceres, el “deber” de las administraciones públicas de dejar el control en manos del software privativo y así “no rendir el control de su informática a las manos privadas”.

En declaraciones a Efe, previas a la charla, Stallman ha afirmado que usar programas privativos en centros públicos es “incumplir el deber del Estado ante el pueblo”. El profesor del sistema operativo GNU/Linux ha comenzado su conferencia recomendando a los cerca de doscientos estudiantes a no subir las fotos y vídeos que realicen a las principales redes sociales, y que si lo hacen sea a través de codificaciones abiertas y descargables sin software privativo.

A su juicio, el Software Libre respeta la libertad y la comunidad de usuarios y ha dicho que no es cuestión de precio sino de libertad, puesto que no está en contra de la compra-venta de programas. Se trata de que el usuario tenga el control del programa y no el programa del usuario, algo basado en “cuatro libertades”, las dos primeras individuales: que el usuario pueda ejecutar el programa como quiera para cualquier fin y pueda estudiar el código fuente y cambiarlo. Además, para que sea Software Libre, éste debe permitir copias exactas “para venderlas o regalarlas” y copias de las versiones modificadas para el mismo fin. Si falta alguna de estas libertades no se considera Software Libre, sería “privativo”, un tipo de software que ha instado a los universitarios a no desarrollar por dinero, pues no es excusa, ya que esta misma justificación, podrían utilizar los ladrones o políticos corruptos.

En cuanto a las funcionalidades malévolas de ciertas aplicaciones, ha dicho que hasta la aplicación de la linterna nos espía, ya que trasmite información a sitios web, a la vez que ha recalcado que nadie tiene el derecho de saber qué miro o escucho, en referencia a los proveedores de música y películas en internet.

Deja un comentario